Nuestra familia ha estado en el sector de la restauración por mucho tiempo. Hoy en día gozamos de la buena reputación de ser el primer y único restaurante italiano de Carballo y Bergantiños. Somos famosos por nuestra cocina auténtica y tradicional y la profesionalidad de nuestro personal.

Con el cambio generacional, Vesuvio se adaptó a los tiempos: renovó y amplió la carta, siempre manteniendo los pilares que a lo largo de casi 30 años de historia lo han hecho uno de los referentes de la oferta gastronómica de Bergantiños: la pasta fresca, la masa artesanal y las materias primas de primera calidad, tanto italianas (harina, sémola, mozzarella, quesos, y vinos llegadas del país transalpino), como gallegas (la ternera).

Con un cuarto de siglo a las espaldas, en la actualidad Vesuvio sigue innovando y siendo pionero en la restauración local. 

 Y como por las venas de Vesuvio también corre sangre carballesa, el restaurante siempre ha formado parte de las actividades de dinamización de la hostelería local, como “Carballo por Etapas” o la anterior “Ruta dos Pinchos”, actividades en las que, siempre con tradición italiana, se apuesta por la innovación y por ofrecer a los clientes nuevos sabores.

 Así, Vesuvio cumple casi 30 años con la vista puesta en el futuro y decididos a ir por otros 30 más siempre con una visión clara: tradición y calidad.

Abrir chat